8 nov. 2011

▪ Shangai ▪

En ese preciso instante, Shangai se convirtió en una de las ciudades más fascinantes que he visitado. Toda China es totalmente asombrosa, pero Shangai tiene un encanto especial fruto de una aleación perfecta entre  el galopante desarrollo de su sociedad y el enraizado carácter cultural y espiritual propios de la sociedad china. El olor del incienso, pequeños templos escondidos entre calles repletas de gente, jardines que incitan a la tranquilidad. Refugios en medio del bullicio.

























A un par de kilómetros de Shangai se encuentra wuzhen. Se trata de un pueblo flotante milenario lleno de callejones y puestos de comida de lo más variopinta. Es increíble encontrar ésto a tan solo unos minutos en tren de Sanghai. Nosotros fuimos por la noche y nos pareció encantador.