23 ene. 2013

▪ Udaipur, la Perla del Rajastán (II) ▪


Pasear por las calles de Udaipur es un verdadero privilegio para quienes amamos el barullo pintoresco, las culturas y la autenticidad. No puedes ir a la India y dejarte caer únicamente por lugares turísticos y monumentos famosos.


Cementerio de de Ahar, a las afueras de la ciudad. Son monumentos conmemorativos, puesto que los indios queman a los muertos. Evidentemente, de castas altas.




Como ya comenté aquí, es la ciudad más romántica que jamás he visitado y, creo que nuestro hotel también contribuyó a que eso así fuese.  Las comidas –sobre todo las cenas- junto al ventanal del restaurante o, en el que había en mi habitación, con esas vistas y, con la magia que inundaba el ambiente, hacía que no quisiera volver al secano por nada del mundo.